viernes, 21 de julio de 2017

5 LUGARES PENDIENTES PARA MI PRÓXIMO VIAJE A ECUADOR

Pocos países me han sorprendido tanto como Ecuador. Quizás fue por el gran desconocimiento que tenemos acerca de este pequeño pero hermosísimo país. Otros destinos en Sudamérica como Perú, Argentina o Bolivia suelen ser más habituales para los viajeros y viajeras de estas tierras.


Sin embargo, a veces, ir sin expectativas y sin ideas preconcebidas puede ser la mejor manera de conocer un lugar.


Pronto harán cinco años desde que me aventuré con mi amiga Ixi a descubrir la sierra ecuatoriana. Como dos niñas que van descubriendo el mundo, ¡así nos sorprendió Ecuador! ¿El mayor problema que tuvimos?... Que nos quedaron muchos pendientes…

QUITO


A 2.700 m., fue la primera ciudad, junto con Cracovia (Polonia) en ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad. Quito posee el centro histórico más grande, menos alterado y mejor preservado de América. Pero no solo eso…según cuentan Quito mantiene su lado bohemio y cuenta con una vida nocturna de lo más animada. ¿Y si os digo que podemos sacarnos una foto con un pie en cada hemisferio? Solo tendremos que ir al complejo monumental Ciudad Mitad del Mundo, y sentirnos en el ombligo del mundo. Literalmente.


LAGUNA DE QUILOTOA

Sin duda, esta es la mejor alternativa para conocer uno de los lugares más hermosos de todos los Andes y, felizmente, está bastante alejada de las rutas turísticas más usuales. Tiene una profundidad aproximada de 250 metros y su característica más significativa se la dan sus aguas de un brillante verde turquesa. Es un lugar perfecto, además, para visitar y conocer de cerca unas de las comunidades indígenas andinas que mejor conservan su identidad y costumbres. ¿Qué mejor que unir y mezclar riqueza natural y cultural? 


CHIMBORAZO


¿Y qué tal si vamos a Ecuador y al volver contamos que hemos subido una montaña más alta que el Everest? Ya sé, ya sé…cualquiera que lo oiga pensará que la altura de los Andes nos ha afectado bastante. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La majestuosa montaña del Chimborazo es la más alta del mundo si se mide desde el centro de la Tierra. O dicho de otra manera, en su cumbre, ¡seremos las personas más cercanas al sol con los pies sobre la tierra! “A mí me gusta ir al monte, pero no me veo capaz de tanto…” pensareis algunos/as. No hay problema; Ecuador es el paraíso de los y las montañeras, con montes asequibles para cada nivel.


ISLAS GALÁPAGOS


Un lugar en el mundo en el que la fauna salvaje no huye del ser humano. Ese es Galápagos. Un rincón misterioso, con paisajes sobrecogedores, una biodiversidad sorprendente y rastros geológicos que hablan de una historia de casi cinco millones de años. Podemos echarnos al lado de un enorme lobo marino o una iguana que ni nos mirarán. Por eso es tan fascinante Galápagos, porque por fin dejaremos de ser los protagonistas a favor de quienes realmente se lo merecen, esas casi dos mil especies endémicas, entre ellas las famosas tortugas terrestres gigantes que fascinaron a Darwin.


OTAVALO

Sí o sí, tendrás que hacer este viaje para que te dejes caer por el mercado de artesanías de Otavalo, uno de los mercados indígenas más antiguos de Sudamérica en el que pervive la esencia de la cultura y tradiciones de la Sierra ecuatoriana. Es conocido mundialmente por sus coloridos textiles, tejidos, pilas de ponchos hechos a mano, además de sombreros, creativa joyería y artesanía indígenas.

Recomendación: llegar la noche anterior y madrugar (pero mucho mucho, ya que para las 7 de la mañana termina) para visitar el Mercado de Animales. Compras, ventas, regateos, bramidos, mugidos, relinchos… las generaciones actuales (y los animales) interactúan del mismo modo desde que se creó este mercado. Después de esta auténtica experiencia, nada mejor que tomar un fuerte desayuno para afrontar toda una mañana de compras y regateos.

Y después de morirme de envidia contándoos lo que me faltó por conocer, os dejo mis 3 preferidos de mi viaje a la sierra de Ecuador:


CUENCA



Fue una grata sorpresa llegar a Cuenca. Con sus calles empedradas, sus catedrales antiguas, sus parques coloniales y los ríos que la atraviesan, es considerada la más encantadora entre todas las ciudades de Ecuador. Y nosotras no podemos más que corroborarlo. A parte de recorrer el centro histórico (declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO), y sumergirse en su mercado de las flores, merece la pena ir en taxi o autobús al Mirador de Turi, desde donde disfrutar de espectaculares vistas panorámicas de la ciudad y los alrededores.


ALAUSÍ


Desde Riobamba, llegamos hasta Alausí, una pequeña ciudad en el sur de los Andes ecuatorianos. Nos habíamos enterado que desde aquí salía “El ferrocarril más difícil del mundo”, denominado así por tratarse de una compleja obra de ingeniería mediante la cual el tren recorre la ladera de una montaña escarpada haciendo zig-zag. Esta construcción es más conocida como “Nariz del Diablo” y ofrece la posibilidad de recorrer una zona montañosa con paisajes espectaculares.

Recomendación: ¡sitúate en el último vagón del tren para que la adrenalina se dispare!   


BAÑOS

No hay mejor lugar para quienes les gusten los deportes de aventura. En Baños, situada a los pies del volcán Tungurahua (5010m) y rodeada de hermosas cascadas y exuberantes bosques, se puede practicar rafting, puenting, descenso de cañones, escalada…y por supuesto, canopy o tirolina. Ese cosquilleo que sientes al “volar” por encima de una cascada…¡no sé puede explicar, hay que vivirlo! Menos mal que me puse pesada, ¿verdad, querida Ixi? Y para muestra un botón…o esta foto:


Y para quienes prefieren un plan más tranquilo, les recomiendo alquilar unas bicis o hacer caminando la Ruta de las Cascadas, en la que siguiendo el río Pastaza podremos observar magníficas cataratas como “Manto de la Novia” y “Pailón del Diablo”. ¡Una aventura que no te puedes perder!


¿Y tu?, cuéntanos que plan te gustaría hacer en Ecuador 😉

0 comentarios:

Publicar un comentario