DESPIERTA EN LATINOAMÉRICA

Disfruta de un viaje que te cambie la vida, un viaje capaz de sumergirte por completo en lo que ves, y tan fascinante que te haga cambiar la manera con la que entendías el mundo.

  • ¿POR QUÉ UN VIAJE A LATINOAMÉRICA?

    Porque no encontrarás gente más cálida en todo el mundo y que además hable tu mismo idioma. Por sus fiestas, su comida, sus pueblos, por su historia, su clima y porque a pesar de sus problemas, siempre habrá una razón para reir a carcajadas.

  • ¿POR QUÉ UN VIAJE RESPONSABLE?

    Con tu viaje estarás ayudando a proteger el patrimonio natural y su biodiversidad, a conservar la cultura y las tradiciones de los países que visitas y porque apoyarás a generar empleos dignos y oportunidades de ingresos a las comunidades locales.

  • ¿POR QUÉ VIAJAR CON KHUSKA TRAVEL?

    Porque estamos especializados en viajes responsables a Perú y Latinoamérica. Como peruanos conocemos la riqueza y biodiversidad de Perú, y en el resto del continente trabajamos con operadores locales que comparten nuestra misma filosofía.

  • EXPERIENCIAS AUTÉNTICAS, PARA VIAJEROS RESPONSABLES

    OFERTA/DESCUENTO PARA MAYORES DE 60 AÑOS Y VIAJES ESPECIALES

    Si tiene más de 60 años y esta pensando en viajar a con nosotros, puede obtener el descuento de 100€ por persona en su próximo viaje a Latinoamérica.

    Blog de Viajes

    miércoles, 23 de enero de 2019

    11 DÍAS POR COLOMBIA: NUESTRA HISTORIA DE VIAJE


    Hace mucho que nos apetecía a Miren y a mí viajar al país cafetero. A mí, porque desde chico siempre sentí un cariño especial hacia ese país y porque pensaba que entre Perú y Colombia había muchas cosas en común. A Miren, porque le hacía especial ilusión celebrar sus 30 años ahí, sin contar sus ganas de bailar salsa, bañarse en el Caribe o recorrer algún valle cafetero. En resumidas cuentas, éstas fueron algunas de las razones por las que decidimos recibir el 2019 en Colombia. Orgullosos, te contamos el recorrido de 11 días que hicimos por el llamado "País de la sabrosura".


    Día 1. Bogotá


    Amanecimos en Bogotá, una inmensa ciudad con alrededor de 9 millones de habitantes. Nos apresuramos en salir a patear sus calles e intentar aprovechar al máximo el único día que pasaríamos allá. Hicimos un "city tour" con una guía local, quien nos contó de una manera muy resumida la historia de esta gran capital. Bogotá, al igual que cualquier otra capital de Latinoamérica, es una visita obligada, una introducción de lo que iremos viendo a lo largo de todo el viaje. Toma nota de los imperdibles:

    - Caminar por el centro de la ciudad.
    - Participar en un city tour.
    - Visitar el Museo de Botero.
    - Llegar hasta el barrio de "La Candelaria".
    - Comer en un restaurante NO TURÍSTICO en el barrio de la Candelaria.
    - Probar la "chicha", una bebida muy famosa en base a maíz.
    - Tomar una cerveza local mientras escuchas un concierto en la calle.
    - Disfrutar de las hermosas vistas de la ciudad desde el cerro Monserrate.





    Día 2. Pereira


    Después de un viaje de casi 8 horas en bus (también hay vuelos directos desde Bogotá), despertamos muy temprano en Pereira, la capital del eje cafetero de Colombia. Tras dejar nuestras cosas en hotel volvimos al terminal terrestre para coger un bus público e ir hasta el pueblo de Filandia, uno de esos pueblitos que parecen sacados de un cuento. Toma nota de los imperdibles:

    - Visitar el centro artesanal de Filandia.
    - Subir hasta el mirador de Filandia.
    - Alquilar unas bicis para recorrer el valle.
    - Hacer algún tour por cafés y teterías.
    - Tomar un helado de frutas.



    Día 3. Salento - Valle del Cocora


    Nuevamente volvimos al terminal de buses para coger otro bus público para llegar al pueblo de Salento. Llegamos en plena efervescencia de fiestas navideñas, el pueblo era una locura abarrotada de gente. Aún así, pudimos armar un buen plan que luego se convertiría, al menos para mí, en el mejor día de todo el viaje. Lo primero que hicimos fue ir en un "Willy" hasta la Reserva Biológica Valle de Cocora. Los "Willys", ícono del Eje Cafetero, son jeeps adoptados por el Ejército de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, y que posteriormente llegaron y proliferaron en esta zona de Colombia. Hoy en día que sirven de transporte de pasajeros. 

    Una vez que llegamos hasta el Valle de Cocora, emprendimos una caminata por el sendero que sirve de ingreso al Parque Nacional de Los Nevados (100% recomendado). Retornamos rápido para poder fotografiar y grabar los paisajes, hogar del árbol nacional de Colombia: la palma de cera del Quindío. Hasta ese momento no habíamos comido nada, por lo que una trucha con patacones (plato tradicional de la zona) nos vino de maravilla, nos encantó. 





    Día 4. Finca Cafetera - Cartagena


    Probar productos locales y hablar con la gente del lugar son siempre unos de los aspectos que más disfrutamos durante nuestros viajes. Este día lo dedicamos a visitar "Don Manolo", una finca cafetera muy cerca de Pereira. Nos confundimos con los horarios, y para cuando llegamos, ya había empezado la visita guiada. Por suerte estábamos en Colombia, donde la amabilidad de su gente es digna de señalar; los anfitriones de la finca nos hicieron una demostración en una visita "privada" de todo el proceso del cultivo y producción del café. Miren lo disfrutó mucho, nunca había visto una planta de café!!!!! 





    Día 5. Cartagena


    Impacientes por descubrir Cartagena de Indias, madrugamos, tomamos un desayuno caribeño y nos lanzamos cual relámpagos a la calle. Una de las ciudad más importantes de América Latina, históricamente hablando, se merecía una buena explicación de un buen guía. Nos embarcamos en una visita guiada para aprender sobre la historia de la llamada "perla del Caribe" a la vez que recorríamos todo su centro histórico. Y es que recorrer esta colorida ciudad es volver a su pasado. Es hablar de esclavitud, de negritud y mestizaje, de colonialismo, guerras y piratas. Aspectos que se conjugaron para asentar una identidad única y diferente.




    Era 31 de diciembre, había que festejar el inicio del 2019, por lo que fuimos hasta el barrio de Getsemaní, barrio en el que antiguamente vivían los esclavizados, donde a ritmo de salsa, bachata y merengue, y algún que otro mojito, intuíamos que este momento nos presagiaba un año lleno de alegrías. Y, sobre todo, ¡más viajes!


    Día 6. Islas del Rosario


    01 de enero del 2019. Día de playa. Muy temprano, nos embarcamos en un tour hacia la Isla de Barú en un trayecto de aproximadamente 1 hora y media. En Barú, nos esperaba una lancha que en 20´ nos llevaba hasta Islas del Rosario. La zona es ideal para el snorkel y buceo. Hacia el mediodía, retornamos hacia Playa Blanca (Barú) para disfrutar del sol de la playa. Anota los imperdibles:

    - Bucear o practicar snorkel en Islas del Rosario.
    - Alquilar una moto acuática.
    - Alquilar un paseo en catamarán.
    - Simplemente disfrutar de un día tumbado/a al sol.


    Día 7. Cartagena - Santa Marta


    Último día en Cartagena, y a decir verdad no es mal plan volver a pasear tranquilamente por sus calles. Eso hicimos, nos tomamos este día para estar tranquilamente y recordar cada momento vivido durante el viaje. Nos tomamos una cerveza en "Donde Fidel", un lugar curioso, adornado con fotografías donde aparece el dueño del bar acompañado por los más famosos cantantes de salsa. Volvimos a Getsemaní para comer y dar nuestro último paseo antes de embarcarnos hacia Santa Marta.  


    Día 8. Santa Marta - Playa Grande


    Estando en Santa Marta, nuestro destino era Taganga. Para llegar hasta este sitio puedes coger un bus público que cruza el centro de Santa Marta. Taganga, es un puerto desde donde salen las diferentes barcas hacia las playas más famosas de Santa Marta. Para este día elegimos "Playa Grande" a tan solo 5 minutos. Aunque, dadas las fechas (inicio de año), la playa estaba abarrotada de gente, apenas encontramos un sitio, suficiente para tomar un poco el sol y seguir tostándonos la piel.


    Día 9. Playa Cristal

    Miren tiene una obsesión (sospecho que ustedes saben a que me refiero): la playa. Hoy, nuevamente fuimos hasta Taganga, punto de salida para ir a cualquiera de las playas de la zona. Este día elegimos "Playa Cristal" una caleta algo alejada (25 minutos en lancha). A este lugar, también se le conoce como "Playa los Muertos" debido a la tumbas prehispánicas encontradas a sus alrededores.




    Día 10. Parque Nacional Tayrona


    Por poco y casi nos quedamos sin visitar el Parque Nacional Tayrona, motivo principal por el que vinimos a Santa Marta. Cuando llegamos al ingreso del Parque Nacional resulta que no teníamos entradas, aunque las compramos con anticipación no las teníamos. Inicio del Plan "B". Por tercera vez tuvimos que ir hasta el Puerto de Taganga para tomar una embarcación que nos llevaría, en un recorrido de 1 hora y cuarto, hasta Cabo San Juan (trayecto recomendable siempre que no sufras de dolores de espalda, debido a que el oleaje suele ser bastante fuerte en alta mar). Éste es un ingreso poco habitual pero recomendable por la adrenalina que se siente al viajar en mar. 

    En el trayecto disfrutas del bello litoral caribeño, donde no es difícil encontrar pequeñas playas de ensueño. 

    Después de la comida, emprendimos el trekking por el Parque Nacional. Íbamos retrasados en el tiempo, por lo que casi corríamos aunque nuestro guía local nos detenía de vez en cuando para transmitirnos pequeñas reseñas sobre la historia del parque, e ilustrarnos sobre la biodiversidad de la zona. Desde hace muchos años, en el Parque habita la comunidad indígena de Tayku, y aunque en un inicio nuestro plan era visitarla, no pudimos hacerlo por el tiempo. Si vas, te recomendamos que reserves una excursión que incluya la visita a la zona de "El Pueblito".





    Día 11. Santa Marta - Bogotá

    Último día en el Caribe, último día en Colombia, último día de vacaciones..... algo tristes pero contentos por lo afortunados que somos de haber disfrutado de un país precioso y como dicen los lugareños, un país en donde el único riesgo, es que te quieras quedar. Sin duda, fue un viaje emocionante, un viaje para recodar y revivir en cada momento. 




    domingo, 13 de enero de 2019

    19 RAZONES PARA VENIR A LATINOAMÉRICA ESTE 2019

    El 2019 tiene toda la pinta de traernos grandes sorpresas, y es que empezar un año más, es una gran oportunidad de seguir avanzando hacia nuestros objetivos y metas. Y como lo nuestro son los grandes viajes, te hablamos de uno de esos objetivos: TENER UN GRAN VIAJE ESTE 2019, ¿A dónde?, pues, cualquier país de Latinoamérica, siempre será un buen destino.


    Como ya te enteraste, nosotros recibimos el 2019 entre Perú y Colombia. Hicimos un gran viaje, de esos que nos gustan y donde aprovechamos para hacer el vídeo "19 razones para venir a Latinoamérica este 2019" y que ahora compartimos contigo:

    Por sus playas, por su naturaleza, por sus caldos, para que te enamores, por su biodiversidad, por su gastronomía, por sus guías, por sus jugos, por sus ciudades, por su historia, por su vida de calle, por sus pueblos, por sus artesanías, para conocer gente nueva, por la buena vibra, por su música, por su amabilidad, para que al volver no seas la misma... y porque la vida es ahora.... son sólo algunas de las muchas razones para que este 2019, tú también te animes a despertar en Latinoamérica.



    martes, 18 de septiembre de 2018

    TURISMO SOSTENIBLE EN PERÚ: 08 LUGARES PARA VISITAR

    Disfrutar de emocionantes recorridos por el Perú y además que tu visita contribuya a mejorar las condiciones de vida de las comunidades locales ya es posible. Pueblos y comunidades que siguen viviendo como sus antepasados empiezan a beneficiarse de la llegada de los visitantes y tú, puedes ser uno de esos afortunados de visitar lugares aún auténticos y poco masificados.



    A continuación, te presentamos 8 lugares donde es posible practicar turismo responsable:

    1. Visitar la casa de Armando, campesino y emprendedor que junto a su madre Mashi reciben en su casa a viajeros y viajeras de todo el mundo que sueñan con pasar unos días de desconexión total en pleno corazón de la Cordillera Blanca, en Huaraz. En esta zona, paraíso de montañeros y amantes de la naturaleza, vive Armando, quechuahablante y anfitrión que te acompañará en hacer amables caminatas alrededor de los nevados Huandoy y Huascarán, en el Parque Nacional Huascarán, y la Laguna 69. Ya es costumbre la realización de una "Pachamanca"como despedida.




    2. Una visita a los pueblos de Cocachimba o San Pablo, en Amazonas. Desde cualquiera de estos dos pueblos puedes iniciar la famosa caminata a Gocta, una impresionante catarata considerada como una de las más altas de Perú, y del mundo. Y es que llegar a Chachapoyas, capital de Amazonas, es un una visita obligada si lo tuyo es descubrir los rincones menos conocidos de los países. A los alrededores de esta bella ciudad podrás recorrer famosos enclaves arqueológicos entre los que destaca Kuélap, una fortaleza edificada sobre los 3,000 msnm. Existen otros lugares no menos importantes como Revash, Karajía o Leymebamba. 



    3. Visitar a la Señora Juana Suclupe. Ella es una mujer noble y emprendedora que reside en un pequeño pueblito cerca a la ciudad de Mórrope, en la costa norte de Perú. Junto a otras señoras de su localidad han conformado una asociación de artesanas que con perseverancia y esfuerzo elaboran bellos bolsos, tejidos, carteras, billeteras utilizando como materia prima el algodón nativo y tintes naturales. Además de trabajar en la asociación, cuida de sus 5 hijos, atiende en su tienda, cuida de su casa, y recoge la cosecha de su huerta. Todo un ejemplo de lucha y trabajo. Llegar a Mórrope significa convivir con gente amable y alegre, dignos herederos de una de las civilizaciones más desarrolladas de la época Pre-Inca, Los Moches o Mochicas.



    4. Reconectar con el Valle Sagrado. Atravesar el Valle Sagrado de los Incas es el paso obligado para quienes visitan MachuPicchu. En el Valle Sagrado conviven diversas comunidades nativas que desarrollan diversos proyectos que les generan mejores condiciones de vida. Estos proyectos van acompañados de programas de turismo rural que te permitirán conocer de cerca sus costumbres, participar en ofrendas a la "Pachamama" y bailar las danzas típicas de cada rincón de este valle. Atrévete a visitar de manera alternativa el Valle Sagrado y vuelve a conectar contigo mismo.



    5. Intercambio cultural con los pobladores de Llachón. Llachón es una comunidad ubicada en Puno. En este lugar podrás pasear por los tranquilos caminos del pueblo, alojarte en las casas de los lugareños, aprender a tejer con las mujeres de la comunidad y hasta participar en las faenas agrícolas, todo en un entorno natural y bien conservado a orillas del Lago Titicaca. En esta comunidad fomentan el proyecto "TitiKayak" con el que te ofrecen la imperdible experiencia de navegar por el Lago Navegable más alto del mundo, en un recorrido que incluye visita a las islas de Amantaní y Taquile. 



    6. La pesca artesanal en Caballitos de Totora. Entre las ciudades de Trujillo y Chiclayo, descendientes de la Cultura Mochica, una cilivización Pre-Inca asentada en la costa norte de Perú viven estos hombres. Corpulentos, fuertes y sabios del mar,  navegan a diario como lo hacían sus antepasados miles de años atrás en embarcaciones hechas con totora en busca de pescado, insumo principal del "Ceviche", plato emblemático de la gastronomía peruana. Sé un espectador privilegiado de esta práctica ancestral, a la vez que disfrutas del mar, el sol, el surf y la buena comida. 



    7. Dormir encima de unos árboles que nadan. La forma de tener esta experiencia es surcando en bote un bosque inundado llamado Tingana. Se trata de una reserva ecológica donde conviven monos de varias especies con coloridas y curiosas aves. Podrás dormir en chozas en las copas de los árboles, disfrutar de la gastronomía local y degustar uno de los chocolates más ricos del mundo en base al cacao que se produce en la zona. Para llegar a este escondido lugar, deberás aterrizar en la ciudad de Tarapoto en avión o en bus y luego coger un transporte público a Moyobamba donde te indicarán como llegar a Tingana. ¡Vive la magia!  



    8. Valle del Colca. Miles de viajeros y viajeras llegan a Perú cada año a descubrir uno de los cañones más espectaculares del mundo, el Cañon del Colca. Pero también es cierto que para muchas de estas personas el poder departir con las personas de cada lugar que visitan, es la mejor manera de conocer el Perú. Hoy en día, comunidades y familias de los pueblos de Coporaque, Chivay, Yanque entre otras, ya no sólo se dedican a la agricultura sino también al turismo ofreciendo al visitante experiencias vivenciales, donde conocer las costumbres e involucrarse directamente con las personas, son los ingredientes principales.



    Esperamos que te hayamos inspirado para tu próximo viaje a Perú. Anímate a descubrir nuestro país, un país lleno de historias, historias que quedarán guardadas en tu corazón el resto de tu vida.



    miércoles, 30 de mayo de 2018

    Nos mudamos ¡KHUSKA se traslada a la TIERRA COLABORA!

    ¡Así es! Después de haber estado dos años con nuestra tienda, a partir del próximo lunes 4 de junio, KHUSKA se cambia de piel y pasa a formar parte de la Tierra Colabora, un espacio coworking donde conviven personas emprendedoras estimulando al máximo su creatividad.



    Buscábamos un lugar dinámico y abierto donde las ideas se convierten en realidad. Una comunidad donde las personas trabajan, comparten y colaboran para sacar adelante proyectos innovadores. Y en concreto el espacio La Tierra Colabora, se alinea con los valores que tanto nos gustan en Khuska, porque permite ofrecer un trato excelente a sus clientes y porque estimula el trabajo en equipo, lo que genera sinergias que nos hacen sumar a todos y todas.

     


    ¿Por qué un espacio "Coworking"?

    Y es que los espacios coworking cada vez se dejan notar más en el mundo laboral. Espacios compartidos, acceso a nuevas tecnologías, el tener una oficina y horario flexible, entornos más agradables o espacios más productivos son sólo algunas de las razones por las que los nuevos emprendedores estamos reemplazando las oficinas tradicionales por estos nuevos espacios de trabajo.

    Esto por supuesto, va a generar impactos positivos al momento de atenderte. A partir de ahora te ofreceremos atención preferente, solo tendrás que llamarnos o escribirnos y quedaremos para que nos cuentes tranquilamente tu plan de viaje. 

    A partir de ahora, estamos convencidos de que nuestro trabajo será, aún, más placentero y productivo.

    ¡Nos vemos en La Tierra Colabora!

    Recuerda suscribirte a nuestra newsletter para estar al tanto de nuestras próximas actividades y noticias.


    Algunas fotos de nuestro nuevo espacio de trabajo...





    jueves, 19 de abril de 2018

    5 AVENTURAS EXTREMAS PARA TU VIAJE DE NOVIOS EN LATINOAMÉRICA


    ¡Que gran fiesta se nos viene! La pareja se nos casa. ¿Y el viaje? ¿A dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo? Y es que un buen viaje cae como anillo al dedo, ¡literalmente!


    Así que, por un momento vamos a dejar de lado el "romanticismo" y vamos a convencerte para que a ese viaje de luna de miel tan esperado, le pongas adrenalina y emoción a tope, y por supuesto que sea a Latinoamérica. Tu solo tienes que elegir un destino... Bueno, también pueden ser dos. Del resto nos encargamos nosotros.


    1. Hacer Canopy, en Costa Rica

    ¡A volar! Y además en Costa Rica. Situado en plena cordillera montañosa de Vilarán, se encuentra el pueblo de Monteverde donde está una de las tirolinas (o canopy) más famosas de Costa Rica. Este circuito de tirolinas dura entre 2 y 3 horas; es una inmejorable oportunidad para disfrutar de la belleza natural circundante, donde conviven casi 400 especies de aves. Con este viaje, tendrás tiempo de sobra para hacer alguna caminata al volcán Poás o relajarte en las aguas termales de Tabacón. ¡Planazo!



    2. Subir el volcán Acatenango, en Guatemala

    ¿Has estado alguna vez encima de un volcán? Respira hondo, y siente como la tierra vibra bajo tus pies. Y es que el volcán vive y está en plena actividad. No solo alcanzarás el cráter sino que alrededor verás el Volcán de Agua y el Volcán de Fuego escupiendo lava en directo. El viaje a Guatemala más emocionante que hayas imaginado nunca, te está esperando.



    3. Practicar paddlesurf en Isla Barú, en Colombia

    Colombia, tierra de sabrosura. El país de moda en Sudamérica. Aquí, las Islas del Rosario y Barú bañadas por aguas cristalinas, son el destino perfecto para las aventuras en el agua. Ubicadas muy cerca de Cartagena de Indias, es el sitio ideal para practicar desde buceo y snorkel, hasta windsurf, kitesurf y paddlesurf. ¿Qué te parece si combinas Perú y Colombia en un solo viaje? Mira este plan que hemos preparado.



    4. Hacer el trek Salkantay a Machupicchu, en Perú

    Cada pareja vive sus momentos y experiencias a su manera. Si lo vuestro es la montaña, aquí está el plan perfecto. Ir caminando a Machupicchu siguiendo la ruta de la Montaña Salkantay. Un trek de 5 días, en donde alcanzarás los 4,650 m. para terminar descubriendo Machupicchu. ¡Impresionante! Con este plan, además, tendrás la oportunidad de recorrer otros destinos imperdibles de Perú.



    5. Hacer puenting en Baños, en Ecuador

    Este plan en Ecuador se lleva el premio al más emocionante. A ver quién de los dos se anima a tirarse primero desde un puente. Y es que Ecuador es un país al que hay que ir sí o sí. Alberga una gran cantidad de ciudades nombradas patrimonio de la humanidad, restos arqueológicos de la época Inca, montañas y volcanes, pueblos indígenas, hermosas playas y destinos como Baños, para la práctica de diversos deportes de aventura. No lo pienses más, y vete a Ecuador.



    ¿Emocionados? Espera a ver cómo reaccionas cuando llegues a Latinoamérica...


    jueves, 8 de marzo de 2018

    5 RAZONES PARA HACER UN VIAJE RESPONSABLE A LATINOAMÉRICA


    ¿Viajar a un país como Guatemala, Perú o Bolivia de manera responsable? Seguro que más de una vez has pensado en viajar a un país de Latinoamérica para ayudar a las comunidades y aportar tu granito de arena para que éstas mejoren su calidad de vida.



    Si es así, prepárate, porque te vamos a dar 5 razones “de peso” para que elijas hacer un viaje responsable en tus próximas vacaciones.


    1. Porque apoyarás al empoderamiento REAL de las comunidades…

    En el Perú, y en el resto de países de Latinoamérica, las comunidades locales ya están empezando a ser autónomas, a organizarse y empoderarse ellas mismas para generar actividades económicas que les permitan mantener de forma sostenible sus pueblos y sus gentes. Cuando les visitas, sus pobladores se sienten muy alegres y contentos y esto les motiva para seguir trabajando.




    2. Porque contribuirás a la protección de espacios naturales…

    Los países latinoamericanos tienen en sus reservas naturales un gran tesoro que debe salvaguardarse. Tú, como visitante, puedes hacer mucho. ¿Cómo? Visitando parques nacionales donde se estén llevando a cabo proyectos para la protección y recuperación de especies de fauna y flora en peligro de extinción. A su vez, en muchas de estas reservas nacionales habitan comunidades indígenas que viven de estos recursos naturales. Así que ya sabes, en tu próximo viaje, incluye una visita a un parque nacional protegido.




    3. Porque apoyarás a dinamizar la economía local del lugar…

    Al hospedarte en un hotel urbano o rural de gestión familiar, al comprar productos locales o artesanías, al contratar guías autóctonos, y viajar con operadores locales, lo que estás haciendo es apoyar a que la economía local del país, muchas veces eclipsada por los grandes consorcios turísticos de capitales extranjeros, florezca. A su vez, con tu visita, se generan muchos puestos de trabajo dignos, sobretodo en jóvenes y mujeres.




    4. Porque apoyarás a mantener viva la cultura y tradiciones locales…

    Latinoamérica ha pasado momentos muy duros donde su cultura se ha visto profanada y donde la migración de los pueblos a la grandes ciudades ha hecho que mucha de nuestra identidad se pierda. Sin embargo, hoy en día, existe una red de personas que están recuperando nuestro legado (nuestras lenguas indígenas, nuestros bailes, nuestras tradiciones, nuestros alimentos, nuestras vestimentas, etc.) y lo están mostrando con orgullo a quienes les visitan. Nosotros los latinoamericanos, estamos orgullosos de nuestra identidad, de nuestro pasado y nuestra historia. Ayúdanos a seguir motivados en mostrarte lo mejor de nuestro país.




    5. Porque como visitante, vas a tener una experiencia más auténtica…

    Y esto significa que vas a vivir momentos increíbles con la gente de cada lugar. Hablamos el mismo idioma, lo que posibilitará que disfrutes de largas conversaciones y hasta hagas amigos y amigas. Un viaje responsable, no solo va a hacer que guardes para siempre una gran experiencia, sino que aprendas, que veas nuevas formas de vida, que valores lo que tienes, que seas más tolerante y respetuoso, que cambies tu forma de ver las cosas…. En definitiva, que generes un momento para compartir en donde todos y todas salgamos ganando, tú como visitante y ellos como anfitriones.




    Pd. Latinoamérica, es un continente rico en recursos naturales y culturales que les puede otorgar calidad de vida a sus habitantes, además de valiosos testimonios de la historia, patrimonios de la humanidad, que merecen ser conservados. Latinoamérica no necesita “propinas” ni que se le vea con carácter de paternalismo. Sus gentes pueden ser autónomas y generarse empleos dignos que les permitan aumentar su autoestima y valor por ellos mismos. El turismo responsable gestionado de forma sostenible, puede contribuir en gran medida a que se logre esto último.